dimarts, 6 de novembre de 2012

Ahora, Sara Mesa



Me la voy a jugar.

Ayer le escribí un email a Clove. Fue un email breve y sin pensarlo demasiado, “fíjate en la gargantilla de la chica, y sobre todo en su mirada, ¿qué te parece?” le decía. Tardó poco en contestar: “la gargantilla le queda muy bien. La chica tiene mirada inteligente, ¿quién es?. “No tengo ni idea, sólo sé que se llama Sara Mesa y el resto lo estoy investigando, después te cuento” le contesté.

Empecé a buscar información haciendo caso a mi instinto. Ahí había algo más que una cara bonita. Sí, estaba haciendo el ridículo pero tampoco importaba mucho. Sólo sabía que era la finalista del premio Herralde de este año. Para empezar buscaba básicamente dos cosas: su forma de escribir y sus gustos literarios. Es decir, lo que llamaríamos la estética. No me hizo falta dedicarle muchas horas, enseguida encontré la web donde publica sus críticas: http://criticoestado.blogspot.com.es/search/label/Sara?max-results=20

Su última crítica era una magnífica reseña a una novedad del gran Mario Levrero. Otra vez empezamos bien. Seguí con las demás que había publicado y al llegar al final casi me pongo a dar botes de alegría. Esta chica es un diamante. Sara escribe con elegancia y naturalidad, es directa, prescinde de todo lirismo superfluo y maneja muy bien la parte más sesuda de la crítica. En determinados momentos me ha recordado -para bien, claro- a Alejandro Zambra. Creo que se entenderían bien, literariamente hablando, por supuesto.
En las entrevistas es igual de buena que en las críticas. Tiene un discurso fluido, nunca aburre y si lleva la contraria al entrevistador no deja que se note mucho. Es fácil imaginar que al no, siempre le acompaña una sonrisa encantadora. Según cuenta en una entrevista, en estos años ha intentado escribir lo máximo posible y nunca ha intentado promocionarse más de lo debido, ni hacer la pelota a nadie; otro tanto para ella. Tiene una novela y varios libros de cuentos publicados en pequeñas editoriales, creo que me esperaré unas semanas a que salga la novela (se titulará cuatro por cuatro). No sé qué saldrá de este juego teñido de ilusión literaria pero las expectativas son altas. Ya os contaré.

Me la jugaré una vez más: ni idea de qué imagen escogerá para la portada de su novela, pero apuesto a que me sorprenderá favorablemente.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada