diumenge, 25 de novembre de 2012

I've been everywhere

La primera vez que vi su camiseta era el barrio chino de San Francisco. Me enamore de ella, pero pense que tal vez la encontraria mas adelante.

Despues, gracias al padre de Montse, y al buen gusto de ella :) lo pude escuchar en el coche cruzando este enorme pais y me enamore de el porque aunque lo habia escuchado un poco nunca le habia prestado la suficiente atencion.

Esta es la imagen de la camiseta que me gusto:


Y esta es la cancion con la que mas nos hemos identificado:


PD: lo siento, no hay acentos en mi teclado.

dissabte, 24 de novembre de 2012

¿Esto es un Pin?



Buscan fuera lo que no tienen en casa

Un hito en la historia de la televisión privada en España.


Momento sublime del minuto 44:00 al 48:20:
Cola-Cao Light (bajo en calorías) / Riñón / ¿Tú te aburres en la vida? / Antonio Anglés... Pura poesía visual. 

La voz en off, todavía hoy se estudia en Comunicación Audiovisual.

"Cada época tiene sus modas y cada música sus drogas".

divendres, 23 de novembre de 2012

Tuvisteis vuestra oportunidad...

http://www.lavanguardia.com/vida/20121122/54355525085/clausurada-temporalmente-sala-apolo-deficiencias-estructurales.html

Que el Señor sea con vosotros

Apprender de mi...

How to be German

dijous, 22 de novembre de 2012

II rayas


Las dos rayas del viernes 11 de noviembre a las 5.35 de la madrugada empezaron a cambiar todo. Los primeros 10 minutos fueron un sin sentido de euforia y miedo seguidos de una retahíla de preguntas que ahora no soy capaz de recordar. Creo que nunca había pensado tantas cosas a la vez y tan rápido. La velocidad siempre me ha producido algo de vértigo pero esta nueva sensación no puedo describirla.

Ahora han pasado 11 días y después de darme cuenta que dejo de lado plátanos, sushi, espárragos y chocolate, me he vuelto a enamorar de la vida. Puede que sea uno de mis nuevos momentos bipolares positivos, hasta ahora todos han sido negativos, pero estoy dispuesta a lanzarme al descontrol y a ver que me sucede...

Rocka, ^¨^ gracias


PD. Para la próxima vida del universo pediré que ambos sexos podamos gestar. Chicos, tenéis que sentir esto.

divendres, 16 de novembre de 2012

Sensación de vivir

"Abans de desaparèixer tinc que tornar a llegir la Bíblia" Jordi Pujol.

dimecres, 14 de novembre de 2012

dijous, 8 de novembre de 2012

Chances



Juan Manuel de Prada es español, católico, monárquico, de derechas y escritor. A pesar que siempre despotricó sobre el divorcio no ha tenido ningún inconveniente en casarse en segundas nupcias. En los 90, Roberto Bolaño ya se fijó en un joven Juan Manuel que subía con fuerza. Su caracterización en Los detectives salvajes no tiene desperdicio. Una vez más, acertó.
Marco Antonio Palacios es Juan Manuel de Prada.

Marco Antonio Palacios, Feria del Libro, Madrid, Julio de 1994. He aquí algo sobre el honor de los poetas.  Yo tenía diecisiete años y unos deseos irrefrenables de ser escritor. Me preparé. Pero no me quedé quieto mientras me preparaba pues comprendí que si así lo hacía no triunfaría jamás. Disciplina y un cierto encanto dúctil: visitar a los escritores en sus residencias o abordarles en las presentaciones de libros y decirles a cada uno justo aquello que quiere oír. Aquello que quiere oír desesperadamente. Y tener paciencia, pues no siempre funciona. Hay cabrones que te dan una palmadita en la espalda y luego si te he visto no me acuerdo. Hay cabrones duros y crueles y mezquinos. Pero no todos son así. Es necesario tener paciencia y buscar. Los mejores son los homosexuales, pero, ojo, es necesario saber qué momento detenerse, es necesario saber con precisión qué es lo que uno quiere, de lo contrario puedes acabar enculado de balde por cualquier viejo maricón de izquierda. Con las mujeres ocurre tres cuartas partes de lo mismo: las escritoras españolas que pueden echarte un cable suelen ser mayores y feas y el sacrificio a veces no vale la pena. Los mejores son los heterosexuales ya entrados en la cincuentena o en el umbral de la ancianidad. En cualquier caso: es ineludible acercarse a ellos. Es ineludible cultivar un huerto a la sombra de sus rencores y resentimientos. Por supuesto, hay que empollar sus obras completas. Hay que citarlos dos o tres veces en cada conversación. ¡Hay que citarlos sin descanso! Un consejo: no criticar nunca a los amigos del maestro. los amigos son sagrados y una observación a destiempo puede torcer el rumbo del destino. Un consejo: es perceptivo abominar y despecharse a gusto contra los novelistas extranjeros, sobre todo si son norteamericanos, franceses o ingleses. Los escritores españoles odian a sus contemporáneos de otras lenguas y publicar una reseña negativa de uno de ellos será siempre bien recibida. Y callar y estar al acecho. Y delimitar las áreas de trabajo. Por la mañana escribir, por la tarde corregir, por las noches leer y en las horas muertas ejercer la diplomacia, el disimulo, el encanto dúctil. A los diecisiete años quería ser escritor. A los veinte publiqué mi primer libro. Ahora tengo veinticuatro y en ocasiones, cuando miro hacia atrás, algo semejante al vértigo se instala en mi cerebro. He recorrido un largo camino, he publicado cuatro libros y vivo holgadamente de la literatura (aunque si he de ser sincero, nunca necesité mucho para vivir, sólo una mesa, un ordenador y libros). Tengo una colaboración semanal con un periódico de derechas de Madrid. Ahora pontifico y suelto tacos y le enmiendo la plana (pero sin pasarme) a algunos políticos. Los jóvenes que quieren hacer una carrera como escritor ven en mí un ejemplo a seguir. Algunos dicen que soy la versión mejorada de Aurelio Baca. No lo sé. (A los dos nos duele España, aunque creo que por el momento a él le duele más que a mí) Puede que lo digan sinceramente, pero puede que lo digan para que me confíe y afloje. si es por eso último no les voy a dar el gusto: sigo trabajando con el mismo tesón que antes, sigo produciendo, sigo cuidando con mimo mis amistades. Aún no he cumplido los treinta y el futuro se abre como una rosa, una rosa perfecta, perfumada, única. Lo que empieza como comedia acaba como marcha triunfal, ¿no?
                                                                (Los detectives salvajes, Roberto Bolaño)

Felices como perdices.

dimarts, 6 de novembre de 2012

Ahora, Sara Mesa



Me la voy a jugar.

Ayer le escribí un email a Clove. Fue un email breve y sin pensarlo demasiado, “fíjate en la gargantilla de la chica, y sobre todo en su mirada, ¿qué te parece?” le decía. Tardó poco en contestar: “la gargantilla le queda muy bien. La chica tiene mirada inteligente, ¿quién es?. “No tengo ni idea, sólo sé que se llama Sara Mesa y el resto lo estoy investigando, después te cuento” le contesté.

Empecé a buscar información haciendo caso a mi instinto. Ahí había algo más que una cara bonita. Sí, estaba haciendo el ridículo pero tampoco importaba mucho. Sólo sabía que era la finalista del premio Herralde de este año. Para empezar buscaba básicamente dos cosas: su forma de escribir y sus gustos literarios. Es decir, lo que llamaríamos la estética. No me hizo falta dedicarle muchas horas, enseguida encontré la web donde publica sus críticas: http://criticoestado.blogspot.com.es/search/label/Sara?max-results=20

Su última crítica era una magnífica reseña a una novedad del gran Mario Levrero. Otra vez empezamos bien. Seguí con las demás que había publicado y al llegar al final casi me pongo a dar botes de alegría. Esta chica es un diamante. Sara escribe con elegancia y naturalidad, es directa, prescinde de todo lirismo superfluo y maneja muy bien la parte más sesuda de la crítica. En determinados momentos me ha recordado -para bien, claro- a Alejandro Zambra. Creo que se entenderían bien, literariamente hablando, por supuesto.
En las entrevistas es igual de buena que en las críticas. Tiene un discurso fluido, nunca aburre y si lleva la contraria al entrevistador no deja que se note mucho. Es fácil imaginar que al no, siempre le acompaña una sonrisa encantadora. Según cuenta en una entrevista, en estos años ha intentado escribir lo máximo posible y nunca ha intentado promocionarse más de lo debido, ni hacer la pelota a nadie; otro tanto para ella. Tiene una novela y varios libros de cuentos publicados en pequeñas editoriales, creo que me esperaré unas semanas a que salga la novela (se titulará cuatro por cuatro). No sé qué saldrá de este juego teñido de ilusión literaria pero las expectativas son altas. Ya os contaré.

Me la jugaré una vez más: ni idea de qué imagen escogerá para la portada de su novela, pero apuesto a que me sorprenderá favorablemente.